Peinados recogidos

Los peinados recogidos son perfectos para darle un toque más elegante a tu estilo. Cualquier atuendo de fiesta, graduación u otro evento quedará sensacional con tu maquillaje y tu recogido. Mira estas opciones y escoge la que mejor se adapte a tu personalidad.

Recogido italiano

recogido italiano

El recogido italiano es uno de los más elegantes. Se usa con mucha frecuencia para bodas y eventos nocturnos, pero, también puedes adaptarlo para una celebración de día, una cita o reunión importante de trabajo.

Cómo ves en la fotografía, consiste en hacer una especie de rollete en la parte posterior de la cabeza. Esto se logra fácilmente con algunos ganchos para el cabello. Si quieres aportarle más volumen puedes colocar algún relleno especial.

Lo usual es que sea muy estirado y que todo luzca impecable y liso. Pero, si no es tu estilo crespa un poco el cabello en la coronilla y dale más altura. O dale movimiento a tu flequillo. Este recogido se ve sensacional con algún aplique para el cabello, perlas, flores, o lo que gustes.

Chignon o recogido español

Chignon o recogido español

Los españoles, prefieren recogidos mucho más bajos. Este resulta perfecto para poder encajar el velo de la novia, y por eso es uno de los estilos favoritos de quién va a casarse.

El moño se hace a la altura de la nuca, puede ser pequeño (según la cantidad de cabello que tengas) o aplicar algún relleno y volverlo gigante, como en la foto.

Lo usual es que los mechones de adelantes se coloquen cruzados para adornar el moño. Pero, puedes variar este aspecto si haces una trenza en los mechones. El resultado es increíble. También puedes dejar algunos pelillos sobre tu rostro, ondulados para darle un toque más desenfadado.

Recogido cebolla desenfadado

Recogido cebolla desenfadado

Si los peinados super lisos sin ningún pelillo por fuera no son lo tuyo deberías probar con un recogido cebolla desenfadado. Aquí, como su nombre lo dice, lo principal es conseguir una cebolla, la base del peinado y lo demás es pura creatividad.

La idea es hacer una coleta y colocar un cebolla (el talón dependerá de que tan grande quieras el moño). Luego que tengas la cebolla irás acomodando el cabello a su alrededor de forma un poco desordenada.

Esto dará a tu estilo mucho volumen, muy elegante pero no tan estirado. Puedes complementarlo con alguna trenza lateral y algunos mechones sueltos sobre tu rostro.

Trenzas recogidas

Otra opción popular es hacer un par de trenzas y recogerlas en la nuca o justo donde termina tu cabello. Según como organices las trenzas y lo sueltas o apretadas que estén le darás al estilo un toque desenfadado o muy formal. Siempre puedes adornarlo un poco más con algunas flores.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =